Vida a bordo en Maldivas

Este año Maldivas está de moda. Un montón de influencers han ido este verano a Maldivas y hemos podido ver más de una historia en Instagram en la que sale un Bungalow overwater de ensueño con una piscina infinita privada y unas escaleras que van directamente al mar.
Pero señoras y señores, Maldivas no es sólo eso. No son sólo bungalows sobre el mar que cuestan más de mil euros la noche. Y, ¿sabéis qué? lo mejor de Maldivas no está sobre el agua, sino que está por debajo de ella. Y uno de las mejores formas para conocer este país es haciendo un «Vida a bordo» ¿Sabes lo que es?… Sigue leyendo 😉

Miles de peces miles de colores vida a bordo en maldivas

Nuestro vida a bordo en Maldivas:

Si te gusta el submarinismo ya sabrás de lo que te hablo. Un «Vida a bordo», un «Safari de buceo» o un «Live aboard» es un tipo de viaje que se hace ya en muchas partes del mundo, aunque Maldivas es uno de los principales sitios para hacerlo. Se viaja en un barco adaptado para buceadores y se va recorriendo una ruta con diferentes paradas para bucear. Es como un crucero normal, haces vida a bordo para todo, pero con el objetivo principal de hacer submarinismo. Es la mejor manera si lo que se quieres es bucear, bucear y bucear. Esta forma te permite llegar a puntos de buceo mucho más alejados que si vas en excursiones de un día.

Antes de ir a Maldivas habíamos hecho un Vida a Bordo en el Mar Rojo (Egipto) y sabíamos que queríamos conocer Maldivas de la misma manera. No somos de estar una semana tirados a la bartola al sol sin hacer mucho más. Por mucho que suene genial hacerlo en una playa paradisiaca, cuando llevamos una hora así ya no aguantamos más. Así que descubrir este paraíso haciendo submarinismo y luego combinarlo con unos días de relax nos parecía mucho mejor idea.

Anuncios

El día a día de un Vida a bordo en Maldivas:

Lo primero que aprendes en un Vida a Bordo es que no necesitas reloj. Lo único que tienes que saber es que cuando suena la campana (y esto ocurre muchas veces al día) tienes que tocarte el pelo. Si tu pelo está seco, la campana avisa de que toca bucear, pero si tu pelo está todavía mojado, entonces es hora de almorzar, comer o cenar.

Te cuento la rutina de las inmersiones para que te hagas una idea:

Suena la campana a primerísima hora de la mañana, anuncia que en 5 minutos empezará el pequeño briefing sobre la primera inmersión de hoy. Nos saca a todos de la cama y sin desayunar, con los pelos revueltos y casi en pijama vamos todos al salón/comedor del barco. Todavía con las legañas, el guía nos explica dónde vamos a bucear, qué vamos a hacer y el estado de la mar. También nos dice qué peces, tiburones u otros animales podemos llegar a ver (a veces sólo si somos muy suertudos).
Podemos tomar un té rápido pero nada de desayunar porque vamos de cabeza al agua.

Inmersiones: Para no enrollarme mucho resumo el resto del día brevemente:

A primera hora de la mañana buceo, después desayuno
A mediodía buceo, después comida
Por la tarde buceo, después cena
Y si el Vida a Bordo fuese en Mar Rojo todavía quedaría una cuarta inmersión al anochecer pero en Maldivas no se hace la nocturna cada día.
Cuando no estás buceando o comiendo, estás durmiendo o descansando porque dentro del barco no da para mucho más (abstenerse mal o bien pensados)

Anuncios

Buceando en Maldivas:

Corrientes en Maldivas:

El buceo en Maldivas es más difícil de lo que puede parecer. Sus playas de arena blanca con aguas turquesas esconcen muchas veces fuertes corrientes por lo que tener un nivel de buceo avanzado y bastantes inmersiones te ayudarán a ir tranquilo y disfrutar más.
Además se suelen hacer inmersiones a «la caribeña» donde el barco suelta a todos los buzos en un punto y los recoge en otro punto donde son llevados por las corrientes. Se disfrutan un montón y casi no hay ni que aletear pero también suelen ser más difíciles que las inmersiones «normales» donde se empieza y acaba en un mismo punto.

Lucia en el coriente fuerte. Vida a bordo maldivas
Yo agarrándome al fondo para que no se me lleve la fuerte corriente

Temperatura del agua en Maldivas:

Oscila entre 26 y 30ºC por lo que es muy agradable y se agradece especialmente cuando se hacen tantas inmersiones al día. Necesitas neopreno pero con uno fino (y cómodo) de 3/5mm es suficiente.

Inmersiones nocturnas en Maldivas:

No se suelen hacer tantos buceos nocturnos como en otros cruceros. Esta vez sólo una noche hicimos inmersión pero reconozco que ha sido uno de los buceos más guapos que he hecho en mi vida.
Nos metimos a bucear justo detrás del barco, en una profundidad de 8 o 10 metros solamente. Y mi sorpresón fue cuando se acercaron unas cuantas mantas rayas de más de 3 metros de largo y nos «sobrevolaban» tocándonos la cabeza. Era impresionante porque no se veía nada en la oscuridad y cuando enchufabas con tu linterna delante de ti, veías que venían rayas nadando justo hacía tu cara. Da mucho miedo porque parecen fantasmas (o a mí me lo parecían al menos).
Esa noche descubrí que además de comunicarte con tu compi de buceo con los gestos básicos que te enseñan en los cursos, también puedes comunicarte con él gritando aunque estés bajo agua (lo puedes ver y oir en el video jajajaj)

Vida marina en Maldivas:

Como te puedes imaginar, Maldivas tiene una vida marina espectacular. Te hartarás de ver mantarrayas, tiburones (hay más de 30 especies en sus aguas que son declaradas reserva natural) nosotros vimos muchos punta negra y punta blanca, tiburones tigres (de lejos), martillos no tuvimos tanta suerte, tiburones ballenas. También vimos tortugas, delfines, barracudas, pez napoleón, pez globo, pez vea, pez león… y otros cientos que ni recuerdo su nombre.

Tiburón ballena en Maldivas:

También conseguimos bucear al lado de tiburones ballena dos veces. La primera no nos gustó nada porque estábamos más de 10 barcos dando vueltas a ver si veíamos algún ejemplar. En el momento en el que apareció un tiburón ballena, todo el mundo se tiró al agua a toda pastilla. Algunas personas hasta sin equipar (te juro que más de uno se tiró sin gafas de buceo por los nervios). Nuestro barco tuvo la suerte de estar cerca del tiburón por lo que fuimos al agua de los primeros. Nos tiramos con el equipo de esnórquel porque no daba tiempo a equiparse con el neopreno y las botellas (te suena eso de tonto el último ¿verdad?)
El tiburón sigue nadando por lo que tu tienes que seguirle el ritmo para poder verle (y van muuuuy rápido aunque no lo parezca). Y te vuelvo a jurar que en el momento en que decidí parar de seguir al tiburón, paré de nadar, miré hacia atrás y ahí sí que sentí miedo. Más de 50 personas nos seguían (bueno, a mí no, al tiburón) y les daba exactamente igual si tu estabas en el medio porque ellos habían llegado hasta allí para nadar con el gran tiburón ballena.

Total, que bastante decepcionados y agobiados nos subimos al barco. Nos equipamos y entonces sí, hicimos una inmersión «normal», a la caribeña, llevados por la corriente, como las anteriores.
Como vas con la corriente, es frecuente que el grupo se disperse y cada uno acabe en un lado. Estábamos Mike y yo solos, él estaba haciendo fotos a unos nudibranquios (que le encantan) y yo estaba esperando simplemente flotando y mirando alrededor. Y la vida nos regaló un momento maravilloso. De la nada apareció un tiburón ballena con un buzo nadando al lado (es raro sí, pero iba un buceador acompañándolo solo sin pareja). Pero fue un momento mágico que no olvidaré nunca. Mike, yo y un buceador acompañando al tiburón ballena tranquilamente, sin molestarlo, respetando las distancias y disfrutando.

Vida a bordo maldivas

Info Práctica de vida a bordo:

Barcos en Maldivas:

Para gustos, colores y para presupuestos, barcos. Hay barcos para todo los tipos de bolsillos (o casi). Puedes encontrar barcos con precios de 1300/1400€ la semana y otros que suben a más de 4000€. En cuanto al tamaño, suelen ser para entre 15 y 25 pasajeros. Además del barco principal, en Maldivas se lleva un barco auxiliar llamado Dhoni. Es el que lleva a los buceadores hasta el punto donde comienzan las inmersiones y donde no pueden acceder los grandes barcos, y los va recogiendo después de éstas.

Rutas de vida a bordo en Maldivas:

Hay varias rutas que se pueden hacer en Maldivas en función de los atolones que recorras. Normalmente son una semana de duración (8 días /7 noches). Una de las rutas más populares es la que hicimos nosotros saliendo y volviendo a Malé en el barco y recorriendo North Male Atoll, South Ari Atoll y North Ari, con Manta Point incluido. Pero hay otras rutas más alejadas en las que tienes que llegar en hidroavión a coger el barco. En este caso necesitarás más tiempo y más dinero para estas rutas. La época del año en la que viajes te condicionará también para que puedas hacer unas u otras rutas.

Excursiones en Maldivas:

Aunque pueda parecer que sí, no todo es bucear, comer y dormir en un vida a bordo. En Maldivas se suele hacer alguna excursión durante el crucero para estirar las piernas y conocer el lugar. Nosotros visitamos una isla desierta donde pudimos dar un paseo, bañarnos, jugar un partido de fútbol (algunos) y organizaron una cena especial en la playa. Otro día visitamos una isla local y el último día vistamos Malé, la capital. Y lo siento por los locales pero la visita no mereció mucho (o más bien nada) la pena.

Cuándo ir a Maldivas:

La mejor época para bucear en Maldivas es de enero a abril (buen clima, mar calmado y buena visibilidad aunque es temporada alta). La época de lluvias va de mayo a octubre. Noviembre y diciembre también son buenos meses y además no es temporada alta.

Anuncios

Presupuesto viaje a Maldivas con Vida a Bordo:

Todos los precios son actualizados en octubre de 2022.

Vuelo: Se pueden encontrar vuelos desde 450€ (en noviembre) aunque pueden subir a 900/1000€ en temporada alta en marzo/abril. Precio medio: 750€.
Crucero de buceo: Nuestro barco, el Ari Queen tiene precios por semana desde 1400€ (abril/mayo) hasta 1960€ (noviembre) el resto del años sale 1540€ (de julio a octubre) y 1780€ (enero a marzo). Depende de la ruta y la época del año. Precio medio: 1540€. El crucero incluye todos los buceos, camarote doble, pensión completa (bebidas agua, café y té), guía y excursiones, traslado al aeropuerto.
Otros gastos: Propinas (aprox 100€), nitrox (a veces está incluido), excursiones extras (cena especial opcional 65€), visado (gratuito y se hace al llegar al aeropuerto), bebidas alcohólicas, wifi (unos 10€ aunque a veces está incluido) y algunos barcos cobran tasas de estancia (de 40€ a 160€ por semana)

Total gastos Maldivas básicos en temporada media: 750€ (vuelo)+ 1540€ (barco)+ 100€ (propinas)= 2.390€


Lucía blogueraviajera bajo el agua disfrutando del submarinismo.

Un vida a bordo en Malivas no es un viaje para novatos de buceo y exige por lo menos un nivel avanzado con experiencia en corrientes, pero sin duda merece la pena visitar este paraíso submarino. Otro destino y un plan para unas vacas bajo el mar es Bali, puedes leer todo sobre nuestra aventura en la Isla de lo Dioses en el post Bali en 8 días


2 comentarios sobre “Vida a bordo en Maldivas

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

EnglishGermanItalianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: