El Acebuchal, la aldea perdida de Málaga

Vista de EL Acebuchal
Vista de la Aldea Perdida desde la carretera de llegada (y de salida)

¿Sabes dónde está La Aldea Perdida de Málaga? se trata de una aldea que se tragó la guerra y volvió a la vida, se llama el Acebuchal y nosotros la hemos encontrado.

El Acebuchal

Aldea fundada en el siglo XVII, parada de los comerciantes en su travesía entre Granada y Málaga hasta que en la Guerra la Guardia Civil prohibió vivir allí porque se enteró de que los habitantes del pueblo ayudaban a los maquis de la guerrilla. En 1949 la abandonó su último vecino que fue como los anteriores a vivir a los pueblos cercanos y después de años abandonada, en 1998, familias que allí habian vivido empezaron los trabajos de restauración de las casas hasta convertirla en lo que es hoy en día, un pequeño tesoro escondido y destino secreto e ideal para una escapada rural.
La población más cercana es Frigiliana, a unos 20 minutos en coche, eso sí, por un camino de tierra, estrecho y lleno de curvas que en algunos tramos parece de un sólo sentido. Da la impresión de que la carretera se va estrechando más conforme te vas acerando al destino, y parece que está cubierto, escondido, como engullido por la vegetación. Una vez que estás practicamente encima, es cuando empiezas a ver algunas casas blancas, preciosas, que se dejan entrever entre los claros que dejan los árboles y los matorrales en la naturaleza. Desde Cómpeta o Nerja tardarás una media hora y desde Málaga un poco más de una hora.
El entorno de la aldea perdida es privilegiado, enclavada en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama hacen que una ruta de senderismo sea tarea obligada, entre ellas se puede recorrer:
Ruta Frigiliana- El Acebuchal: 13 km, 4:30 horas.
– El Acebuchal- Puerto Blanquillo: 13km, 800 metros desnivel.
El Acebuchal. Cortijo Calixto: 7km, 382 metros de desnivel, difícil.
– Ruta de Los Maquis: 8 km, 4:45 horas, dificultad muy alta.

La visita:

Es una aldea que tiene literalmente 2 calles, pero es tan bonita que merece una visita sin prisas, sin mirar el reloj, sin tener que volver a casa, sin hora de salida. Se puede visitar en un rato pero lo ideal es ir a pasar el día entero por lo menos, se puede llegar por la mañana y hacer alguna de las rutas de senderismo que hay por la zona, comer en el restaurante del pueblo y después del café pasear por las calles del Acebuchal con paso lento y disfrutando de los pequeños detalles. Si realmente buscas una escapada de desconexión, este es tu lugar para pasar un fin de semana porque cuando todos los turistas del día se van las calles se quedan tranquilas, desiertas, y se puede respirar hondo y descansar en este precioso enclave natural. Eso sí, esto no es un pueblo «al uso» donde puedes recorrer sus calles, visitar lugares, tomar unas tapas en sus bares y hablar con los vecinos, si esto es lo que estás buscando, mejor que pongas rumbo a Frigiliana, Nerja o Cómpeta por ejemplo, porque aquí estarás en soledad.

Dónde comer y dormir:

La elección de dónde comer es fácil, nada más llegar al pueblo verás el Restaurante El Acebuchal que es la única opción y ademas cuenta con muy buena fama y mucha gente, así que mejor reservar. Y el B&B The Lost Village ofrece carta de bebidas. Ambos tienen alojamiento también, aunque la oferta de alojamiento es «algo» más variada que la de restauración.
El Acebuchal Turismo Rural cuenta con 3 casas en alquiler con piscina para 4 húespedes, eso sí, están muy solicitadas en temporada alta.
El B&B The Lost Village ofrece habitaciones y casas desde 1 a 6 personas, ofrece también cenas para los húespedes (las habitaciones tienen un precio de unos 180€ la doble el fin de semana y las casas entre 150€/200€).
Casa Rural La Higuera de 3 habitaciones con piscina (150€ dos noches)

Info práctica:

Ubicación: Como es una aldea perdida si buscas en Google Maps El Acebuchal verás que en Málaga no aparece y te manda a una población de Sevilla, para llegar a la aldea perdida debes poner Bar El Acebuchal en Frigliana.
Aparcamiento: Si encuentras sitio justo antes de llegar a la aldea puedes aparcar allí (el camino es ancho y se puede dejar el coche en los laterales sin molestar), si no hubiera sitio, al otro lado del puebo está la Capilla de San Antonio con una pequeña esplanada donde caben varios coches.
Comer y dormir: Como ya he dicho la oferta de ambas cosas es muy limitada, si vas comer reserva en el restaurante y si vas a dormir reserva con mucha antelación el alojamiento. Si vas a pasar allí una noche o mas, haz bien tu listado de cosas que necesitas para llevar todo y no olvidarte de nada porque no tienes nada cerca para comprar.
Cuándo ir: Si puedes evitar festivos y fines de semana mejor, porque una aldea tan pequeña repleta de gente pierde todo su encanto. En pleno verano el calor pega de lo lindo y no podrás disfrutar tanto de las rutas de senderismo así que primavera y otoño son estupendos para eso, y personalmente, los meses de abril y mayo en Málaga son espectaculares porque la naturaleza está exhuberante a la vez que hace un tiempo de escándalo sin llegar a hacer mucho calor.


Si quieres conocer una aldea de cuento con mucha historia, EL Acebuchal es tu destino. Ya te he contado como llegar, ahora te queda a ti ir y disfrutar.
Si después de tu visita todavía tienes ganas de más puedes visitar su vecina Cómpeta o Los Pirineos de la Costa del Sol, también en La Axarquía.

Muchas gracias por leerme y nos vemos en el próximo destino.

Un comentario sobre “El Acebuchal, la aldea perdida de Málaga

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: